You are here

aprovechar el agua de lluvia para sembrar

Noticias
03.12.2015

Agricultura Sostenible

El sistema de recirculación es la práctica de recolectar y utilizar agua de lluvia que descarga en áreas duras, como techos o el escurrimiento de suelos. Es una técnica ancestral que esta recuperando popularidad ahora que los cultivadores buscan maneras de usar fuentes de agua de forma eficiente.

Estos sistemas están conformados generalmente por: depósitos de agua, unidades de tratamiento, bombas y tuberías para el suministro así como para su retorno. El corazón del sistema es la unidad de tratamiento.

En la actualidad, muchas áreas rurales dependen del almacenamiento de la lluvia, así como una solución en las grandes urbes donde se consume más agua de la que se dispone. Para captar agua de lluvia es necesario que las superficies expuestas a la precipitación permitan su escurrimiento, ya sea por que la superficie es impermeable o por que tiene baja capacidad de infiltración.

La desinfección del agua empleada en la agricultura se realiza para eliminar bacterias, hongos y virus que puedan afectar a los cultivos. Esta desinfección se puede realizar por métodos físicos (UV o Calor) o químicos (ozono, cloro). Estos sistemas de producción son una alternativa rica en nutrientes además de ser una alternativa exitosa para hacer el uso más eficiente del recurso hídrico, evitar la perdida de nutrientes y reducir impacto ambiental, evitando la contaminación y esterilización de las aguas del entorno.

De estos sistemas de cultivo en sustratos con recirculación del drenaje podemos destacar los siguientes elementos:

- Sistema de mezcla del drenaje y el agua de aporte exterior
- Bomba de impulsión
- Sistema de inyección de fertilizantes
- Tuberías de distribución y goteros
- Sustrato de cultivo
- Canales de recogida del drenaje
- Depósito intermedio de acumulación del drenaje
- Depósito de acumulación final del drenaje

La mezcla del agua de aporte exterior y del drenaje puede realizarse en un depósito al que se añaden unos volúmenes determinados de los mismos en función del porcentaje de las aguas de drenaje. Estos pueden establecerse mediante la colocación en el deposito de sondas de nivel a una altura adecuada.

También, se puede llevar acabo mediante válvula motorizada que permita el paso de una mayor o menor cantidad de drenaje para que, en su mezcla con el agua de aporte exterior, se alcance un determinado salir de conductividad eléctrica, el cual se habrá previamente establecido en función del porcentaje de drenaje que se pretende recircular.

La bomba de impulsión es la encargada de aspirar la mezcla formada por el drenaje y el agua de aporte exterior, haciéndola pasar por el sistema de inyección de fertilizantes y, una vez obtenida la solución nutritiva final, la conduce a los goteros de presión necesaria. El sistema de inyección de fertilizante tiene por objeto mezclar los fertilizantes de aporte exterior con el agua de riego.

Este sistema puede utilizar un tanque de mezclas o inyección directa y a su vez incorporar las soluciones madre con venturis o bombas inyectoras. Las tuberías de distribución se encargan de llevar la solución nutritiva final desde el cabezal de riego hasta el cultivo. Deben estar dimensionales en función del caudal y la presión del agua que vaya a circular por ellas. los goteros deben ser autocompensantes y antidrenantes.

El sustrato de cultivo puede ser cualquiera de los utilizados en sistemas con solución. Deberá ser el productor quién elija aquél que más le interesa en función de su precio o facilidad de manejo. Los canales de recogida del drenaje conducen a este desde el el sustrato de cultivo hasta el depósito intermedio de acumulación. Es necesario disponer de algún soporte de polipropileno o poliestireno expandido, cubierto por una lámina de plástico.

El depósito intermedio de acumulación del drenaje no debe ser de gran capacidad, ya que únicamente sirve para acumular cierto volumen de agua, de forma que sea suficiente para hacerlo pasar a través del equipo de desinfección.

Por último, el depósito de acumulación final del drenaje es el que va almacenar éste hasta que se vuelva a utilizar en mezcla con agua de aporte exterior. Debe tener un volumen lo suficiente como para contener al menos todo el drenaje que se va producir entre riegos sucesivos, aunque es conveniente disponer de cierto volumen adicional de seguridad.

FUENTE: http://www.mat.gob.ve/modulos/detallenoticias.php?iddetalleN=18879&strtitulo=APROVECHAMIENTO%20DEL%20AGUA%20DE%20LLUVIA%20PARA%20LA%20SIEMBRA%20REVOLUCIONARIA;cargarContenido(%27modulos/fotonoticias.php?iddetalleN=18879%27,%27lateral

FUENTE IMAGEN: http://www.freeimages.com/photo/watering-the-cabbage-patch-1553554